Hacer clic en los anuncios publicitarios no cuesta nada. Al contrario, permite que puedas seguir disfrutando los contenidos de este blog.

Apoya la causa salsera, haz clic al menos una vez en cualquiera de los anuncios.

viernes, 4 de noviembre de 2011

BREVES SALSERAS

Joe Arroyo será recordado en ceremonia de los Latin Grammy

El cantante colombiano Joe Arroyo, será objeto de un sentido homenaje en la próxima entrega de los Grammy Latinos. Su legado es innegable para Colombia y, aunque en muchos países de Latinoamérica sólo se le conoce en mayor o menor medida, la Academia Latina de la Grabación lo reconocerá con el Latin Grammy a la Excelencia Musical el próximo 9 de noviembre en Las Vegas.

Arroyo dejó un legado de 47 discos, algo menos de 400 canciones grabadas y poco más de 100 composiciones, de las cuales 40 alcanzaron los primeros lugares de los listados de la música tropical del Caribe. El Joe fue una fábrica de éxitos que varios países bailaron. Al fin los Grammy Latinos pondrán al colombiano muy en alto.

EFEMÉRIDES SALSERAS DE NOVIEMBRE

Primera edición de los hechos signficativos en la música antillana, ocurridos en el mes de noviembre.

Soneros como Joe Arroyo y Santos Colón; grandes músicos como Patato Valdés y Carlos Landaeta, nacieron en este mes del año. Están de plácemes Pedro Arroyo y Raúl Gallimore; mientras que, el trompetista Mario Ortiz abandonó el mundo en noviembre.


Mario Ortiz (chaqueta negra y al centro) fue un músico ejemplar.  Antes de montar su propia orquesta en 1964, integró varios proyectos juveniles. Además le dio la oportunidad a varios de los grandes soneros puertorriqueños, entre ellos a Gilberto Santa Rosa.

Raúl Gallimore, pianista panameño fundador y director de la Orquesta Inmensidad, una de las agrupaciones que marcó el  paso en la salsa romántica durante los años 80. "Lágrimas", "Vieras Cuantas Ganas Tengo" y "Hasta Que Te Conocí", son algunos de los grandes éxitos que consolidó la agrupación dirigida por Gallimore.


Agradecimiento especial a los colegas Raúl Caraballo, del programa AL SON DEL 23, en Caracas, y 'El Profe' Raúl Briceño, del programa LA CÁTEDRA DE LA SALSA, en Maturín, Venezuela.


Álvaro José Arroyo González “Joe Arroyo” (Nacido el 1ero de Noviembre del año 1955, en Cartagena, Colombia). Bravo Sonero y Compositor que se inició en Barranquilla con la “Orquesta La Protesta”, luego dio el gran salto al llegar a la agrupación más importante de Colombia en su momento “Fruko y sus Tesos”. También participó en diferentes proyectos de Fruko como “The Latin Brothers”, "Los Líderes" y "Los Bestiales", entre otros. Desde 1981, le dio continuidad a su carrera musical con su "Orquesta La Verdad”. Sin duda, el artista más grande que ha dado la música de mi país. (Ver más en LA BIOGRAFÍA DE LA SEMANA).

LA BIOGRAFÍA DE LA SEMANA

Inmediatamente después de la sentida muerte de este artista en todo el sentido de la palabra, BARRANQUILLA ES SALSA realizó un gran homenaje dividido en dos programas, en donde se hizo un exhaustivo repaso de su obra musical tanto en canciones, como en sucesos.

Así que, si se perdieron ese magno especial en los 98.3 FM, y no pudieron leer la Biografía acá en la web, aquí les entregamos la semblanza completa de Álvaro José 'Joe' Arroyo, 'El Sonero de América', el creador del 'Joeson'.

JOE ARROYO
El artista más grande que ha dado la música de mi país

Por: Armando Diazgranados Pretel
Director del programa BARRANQUILLA ES SALSA

1955: Nace Álvaro José Arroyo González el 1° de Noviembre de aquel año en el barrio Nariño de la ciudad de Cartagena, Colombia. 

El Joe se crió con su abuela materna, doña Ana Chávez y, como en cualquier barrio pobre, la calle fue su más fiel compañera. 

1963: A la edad de ocho años del pequeño “Joe”, se vislumbraba lo que sería de su vida en el futuro cercano, pues ya cantaba en el coro de su colegio católico Santo Domingo con muy buenos conceptos. También para esa misma época, el niño Álvaro José tuvo una ocurrencia muy particular: comenzó a usar los baldes y latones de aceite con los que la señora Angela, su madre, lo mandaba a 'arrear' agua para cantar dentro de ellos, y gracias a la acústica que éstos le brindaban, él 'calibraba' sus tonalidades vocales.